[ English | Deutsch | Español | Français | Italiano ]

gato negro es un juego que me recuerda algo de una montaña rusa. Es un juego que empieza, lentamente, pero poco a poco se hace más rápido. Como construir tu bankroll, te sientes como vas a encontrar hasta la cima de la montaña y luego, cuando menos te lo esperas, al final desaparece.

Blackjack es tan parecido a un viaje loco las similitudes no son reales. Como es el caso de la experiencia del recinto ferial popular, su juego de blackjack alcanzará su punto máximo y las cosas parecen ir bien por un tiempo antes de que toque fondo una vez más. Usted tiene que ser un jugador que puede adaptarse bien a los altos … bajadas del juego, especialmente teniendo en cuenta que el juego de blackjack está lleno de ellos.

Si te gusta la montaña pequeña, una montaña que no puede ir demasiado alto o rápido, entonces apuesta pequeña. Si encuentra que la única manera que usted puede disfrutar de la montaña rusa es una apuesta grande, y luego subir por el paseo loco de su vida en la montaña monstruo. La gran gastador le encantará la vista desde el paseo monstruo salvaje, ya que no está considerando la caída mientras se apresuran a toda prisa al principio del juego.

Una victoria de objetivos y un límite de pérdidas funciona bien en el gato negro, pero muy pocos jugadores se adhieran a él. En el gato negro, si "subir la montaña rusa", ya que va para arriba, que es un sentimiento hermoso, pero cuando las cartas "al sur" y la montaña rusa comienza a girar y girar, es mejor que salir a toda prisa.

Si no, puede que no recuerde lo mucho que haya disfrutado de la vista, mientras que sus fondos se "arriba". Lo único que se recordará es un montón de incertidumbres, un viaje malo y la cabeza en el aire. Como es de recordar "qué pasaría si", no recuerdan cómo "alto" te fuiste, pero debe usted recordará que la caída catastrófica tan claro como el día.